El proyecto smart city se basa en la integración de una smart grid que permita aumentar la eficiencia, sostenibilidad y calidad de vida en la ciudad.

Smartcity Santiago es el primer prototipo de ciudad inteligente que se está desarrollando en Chile, concretamente en el Parque de Negocios Ciudad Empresarial de la comuna de Huechuraba, con una smart grid como aspecto central, con la cual se pretende monitorizar la ciudad de manera integrada.

Este proyecto, desarrollado por Chilectra, filial de Enersis (del Grupo Enel Endesa), tiene el fin de poner a prueba diferentes innovaciones tecnológicas de manera integrada y funcional, de forma que el usuario participe en las experiencias de desarrollo urbano que conduzcan a una nueva forma de vivir las ciudades.

La energía eléctrica puede ser gestionada a distancia y de manera más eficiente a través de las redes inteligentes, lo que permite al operador tomar decisiones rápidas, con información en tiempo real y en contacto online con el proveedor de servicios.

Los objetivos de esta iniciativa pasan por optimizar el rendimiento energético e incentivar el uso de energías renovables no convencionales. Todo ello combinado con la integración de las tecnologías más punteras, que serán protagonistas de las ciudades del futuro, persiguiendo el fin último de mejorar la calidad de vida del ciudadano.

Así, las smart grids, como redes inteligentes de información, aseguran la valoración de la experiencia del usuario en tiempo real, integrando a las personas en la cadena de valor de la energía.

Soluciones a aplicar

Automatización de la red:

Permite integrar las innovaciones tecnológicas de manera coordinada, favoreciendo la gestión eficiente de innovaciones como la energía solar, iluminación LED, transporte eléctrico y una red interconectada de soluciones para la ciudad.

Domótica:

Consiste en la administración de los aparatos de uso diario, de forma remota, al interior de una vivienda u oficina. Esto permite integrar en un único dispositivo el control de la iluminación, temperatura, seguridad, comunicaciones y entretenimiento, entre otras utilidades.

Servicios públicos:

Son un aspecto fundamental para que Smartcity Santiago sea un modelo de gestión energética y desarrollo social. Entre ellos se encuentra el sistema de video vigilancia, marquesinas de autobús con pantallas informativas o servicios de WiFi de acceso libre en espacios públicos.

Movilidad sostenible:

La ciudad contará con vehículos eléctricos privados y públicos, como el autobús eléctrico experimental que lleva a estudiantes desde la estación de Metro Escuela Militar hasta la Ciudad Empresarial.

Materiales de construcción:

No sólo se trata de tecnologías electrónicas, sino que Smartcity Santiago debe responder también a la necesidad de diseño inteligente en la elección de sus materiales de construcción, pensando en una mayor eficiencia y bienestar para sus habitantes.